Detener el TPP es Defender los Derechos del Inmigrante

- Firme esta carta aqui. -

Escribimos esta carta porque estamos consternados por la crisis humanitaria que se avecina. La propuesta de la Acuerdo de Asociación Transpacifico (TPP por sus siglas en inglés) junto con aumentos de militarización en la zona fronteriza, se tiene propuestas a dejar en su paso un rastro de desplazamiento y muerte. El TPP continuará destruyendo a las economías rurales y a desarraigar a los trabajadores en México y en otras regiones. Más militarización de la frontera y criminalización de personas indocumentadas tiene como consecuencia más cadáveres, personas abandonadas sin vidas en el desierto. Hacemos un llamado a activistas dedicados a luchar por los derechos de los inmigrantes, y activistas que luchan por negocios justos y contra los Tratados de Libre Comercio a que se unan para detener la TPP y exigir, una reforma migratoria real y justa.

Más de 6.000 trabajadores indocumentados y sus familiares han muerto cruzando la frontera entre México y los Estados Unidos desde 1994, el cual fue el año en que se aprobó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA). También fue cuando comenzó la construcción del muro fronterizo. NAFTA es responsable por el aumento del 60% en la migración a través de la frontera sur – una migración forzada de personas desesperadamente en busca de trabajo para alimentar a sus familias. Debido a la militarización de la frontera los inmigrantes indocumentados generalmente entran los EE.UU. a través de sus terrenos desérticos, y cruzan por zonas menos pobladas para evitar la arrestos. Los que no logran llegar, tienden a morir de disentería y deshidratación.

La Acuerdo de Asociación Transpacifico ha sido llamada “el NAFTA en esteroides”. Si es aprobada, será el mayor acuerdo de libre comercio en el mundo, incluyendo no sólo entre México, Estados Unidos y Canadá, sino también Perú, Chile, Vietnam, Brunei, Australia, Japón, Nueva Zelanda, Malasia y Singapur. La administración de Obama está pidiendo una “vía rápida” para negociar el TPP. La via rápida le permitiría al Presidente Obama a eludir el poder constitucional del Congreso para establecer los parámetros de la política comercial de EE.UU. Este Tratado tambien le permite al Presidente a que firme un acuerdo antes de una votación del Congreso, que debe tener lugar dentro de los 90 días siguientes a la firma y que prohíbe la agregación de enmiendas.

La legislación de la reforma migratoria también se está moviendo a grandes pasos. La reforma propuesta incluye un aumento de la militarización en la frontera y puntos de referencia que deben de entrar en vigor antes de que los caminos legales para obtener la ciudadanía se produzcan; este aumento incluiría entre 30 y 50 mil millones de dólares en “seguridad”, que incluye la construcción del muro fronterizo expandiendose aproximadamente 350 y 700 millas (563 to 1127 kilometros). El número de agentes en la frontera tambien se duplicó a 40.000. La frontera entre México y los Estados Unidos se convertiría en una de las fronteras más militarizadas del mundo.

No es casualidad que el año 1994 vio no sólo la aprobación del Tratado de Libre Comercio, sino tambien el inicio de construcción del muro fronterizo. Tampoco es casualidad que el aumento militar de la frontera se está considerando al mismo tiempo que el TPP se está negociando. También estrechamente relacionado es la proliferación de las prisiones privadas, especialmente los centros de detención de inmigrantes. Fronteras militarizadas y nuevas prisiones ayudan a manejar las interrupciones sociales, así como la disidencia política resultante de acuerdos de libre comercio. Criminalización de personas indocumentados crea una sub-clase de trabajadores que son negados derechos fundamentales en el trabajo, mientras se ven obligados a trabajar largas horas por bajos salarios. Los que se benefician son las empresas y los agronegocios transnacionales.

Ya de por si las cosas estaban mal bajo el NAFTA con el nivel existente de la militarización de la frontera; otro aumento de la militarizacion en la frontera, mas el TPP empeorarán las cosas. Cuando el NAFTA entró en vigor, México estaba importando 30.000 toneladas de carne de cerdo. Para el año 2010, que habían subido a 811.000 toneladas. México perdió 4.000 granjas de cerdos y 20.000 puestos de trabajo agrícolas como resultado. Si se incluyen los empleos indirectos que dependen de la industria de la carne de cerdo, se han perdido nada menos que 120.000 puestos de trabajo. Del mismo modo, las importaciones de maíz aumentaron de 2 millones de toneladas en 1992, hasta 10.300.000 toneladas en 2008, y el costo de las tortillas de maíz subieron un 50%. Este escenario se repitió en diferentes sectores, como por ejemplo en la producción de trigo y sorgo. Para el año 2006, el NAFTA ya había despojado a dos millones de mexicanos de sus trabajos agrícola y alrededor de 28.000 empresas pequeñas y medianas ya han sido eliminadas. Los salarios en las zonas maquiladoras de la frontera bajaron el 25%. Un estudio realizado en 2005 por el gobierno de México por el Banco Mundial mostró que la pobreza rural ha aumentado de 35% entre 1992 y 1994, a un 55% entre 1996 y 1998. Para el año 2010, 53 millones de mexicanos vivían en la pobreza, lo que quiere decir la mitad de la población, y el 20%, sobre todo en las zonas rurales, vivían en la pobreza extrema.

El TPP está siendo negociado en secreto. Sólo algunos congresistas insistentes han visto la propuesta del tratado. Sin embargo, alrededor de 600 grupos de presión empresariales han leído el texto y ya han hecho comentarios sobre el mismo. Los pocos detalles que se han descubierto para la opinión pública revelan un documento que protege los intereses de las grandes corporaciones, incluso más que el NAFTA. El NAFTA por lo menos incluyo una disposición que permitió a los países participantes a retirarse con sólo seis meses de antemano. Con el TPP, se reforzarán las clausas inversionistas entre las corporaciones y los paises participantes; dejando que las corporaciones extranjeras tengan la capacidad de demandar a un o unos gobiernos que tengan políticas que protejan a el medio ambiente y la comunidad, con el proposito de aumentar a las ganancias privadas. Las demandas serían decididas por un tribunal especial compuesto de un grupo rotativo de abogados corporativos.

¿Qué significa si el TPP es firmado junto con un aumento militar de la frontera? Ya hemos visto un crecimiento significativo en la militarización de la frontera. Ya sea debido a este nuevo tratado, o porque los EE.UU. se está recuperando de su propia crisis económica, las aprehensiones por la Patrulla Fronteriza han disminuido en un 50% desde 2008. Pero, al mismo tiempo, las muertes en el desierto durante los cruces de la frontera han aumentado un 27%. La Fundación Nacional para la Política Americana (en inglés, National Foundation for American Policy) ha encontrado que un inmigrante indocumentado tiene ocho veces más probabilidad de morir cruzando la frontera que hace diez años. Con el TPP y otro aumento militar de la frontera, las muertes aumentarán.

La lucha para derrotar a la TPP tambien es una defensa de derechos de los inmigrantes, o mejor dicho, de los derechos de los trabajadores mexicanos y de familias campesinas para no sean desplazadas por la fuerza. Uno de los derechos fundamentales de todo inmigrante es tener la opcion de emigrar o no migrar. Aún más fundamental es el derecho a no morir cruzando el desierto en busca de trabajos. Tenemos que decirle al Congreso estadounidense: Alto a militarización de la frontera, nieguen toda autoridad de vía rápida y rechazen el TPP. Lo que necesitamos, es el comercio justo, no un libre comercio, y pedimos por una justicia fronteriza, no la militarización ni a la criminalización.

- Firme esta carta aqui. -

Leave a Reply